sábado, 30 de marzo de 2013

Una puerta, abre otra (segunda parte)

En la primera parte, ya comenté que tras la negativa de todas las editoriales posibles con "Ilusiones de marfil", pensé que jamás publicaría ninguna novela, pero, el ser Bestseller en Amazon (ahora, ya por tercera vez), me dio ánimos para continuar tecleando.

El último empujoncito vino de parte de Jose Luis Serrano, escritor de "Hermano" y colaborador de la página "Dos manzanas".  Sin dudarlo, colgó la sinópsis del libro junto a un link directo a Amazon e hizo la reseña en apenas diez días.  Eso, ayudó a que volvieran a aumentar las ventas y alcanzara el primer puesto de ventas, por segunda vez.

Me fascina saber que, dentro de un mundo tan complicado como es el editorial, haya gente tan buena y siempre dispuesta a echar una mano a los que comenzamos.

Hilar una historia no es sencillo, a veces el borrador del capítulo 4 se convierte en el 3 y el final, queda escondido entre capítulos... pero todo y que en ocasiones resulta un puré de páginas, siempre se termina la línea cronológica de la narración.  No deja de divertirme cuando, una vez terminada, los retoques te toman casi más tiempo que la propia escritura.  Otra de las anédcotas, es cuando tienes una idea y vas conduciendo, o estás en un lugar que no puedes anotarla y termina olvidándose... siendo consciente de que algo bueno se ha perdido... ¡Gajes del oficio!

Bien, que me estoy yendo por los cerros de Úbeda, sigo con el "burbujeo" de mi trayecto.

Cuando se me comunicó que era el ganador del premio con "Lo que queda de mí", flipé.  Primero porque no consideraba que la novela tuviera la calidad de narrativa necesaria, y segundo porque mi historia entre Eric y Ángel, dejaría de ser algo íntimo para estar al alcance de cualquiera que tuviera curiosidad al leer la contraportada.

Atrás quedaban meses de trabajo, los dos años que estuvo a medias y la frustación por no haber podido alcanzar la publicación de la primera novela.

Seguí con las notas de prensa a todos los medios generalistas, pero, para mi sorpresa, únicamente TV Girona quiso volver a entrevistarme y dar un empujoncito, dentro de la ciudad, a la novela.  El Punt Diari sacó una escueta referencia el día de la presentacion y Diari de Girona dedicó un recuadro, comentándola, con una equivocada sinópsis (la calificaron de comedia...).  Más tarde, este último periódico me dedicó una contraportada, bastante lejana del propósito del premio. 

Llibrería Geli, con Xavi Delós i Beht Arjant, se encargaron de la presentación el pasado mes de diciembre, en la Casa de Cultura.  Fue todo un éxito.  Les estaré eternamente agradecido por su apoyo incondicional desde el mismo momento que les comenté la publicación.

Después vino Shangay, con casi 3/4 partes de página redactada por Pablo Giraldo.  En el mundo gay, no eres nadie si no apareces en la revista (palabras de mi amigo Esteban, que me hicieron reír).  Lo mismo que Gay Barcelona (aprovechó la misma entrevista que la propia revista de la editorial).

La última mención, ha sido en la primera edición digital de la revista "U4 Bear", aplicación social para el colectivo "oso".  No solamente me emocionó, es la que más ha significado para mí.  Grandísimo detalle que agradeceré siempre.  El equipo de U4 Bear, son tan profesionales como altruístas.  Contarán siempre con mi apoyo.

Sigo extrañado por la falta de mención por parte del resto de la prensa, y no es por mi minuto de gloria, eso me da igual, solamente tenéis que ver mis entrevistas en directo para comprobar que las cámaras y yo nos llevamos fatal.  Prefiero la radio, como la entrevista de la emisora de Mollet.  

Lo que sí es cierto, es que a la hora de "venderte", objetivo principal de una nota de prensa, es muy importante poder adjuntar información externa.  Y si es mediática, mucho mejor.

Josep Maria Sarri, me dijo que los periodistas a veces solamente levantan las cejas cuando reciben una información, habiendo otra detrás que la respalde.  De no haber sido entrevistado por Xavier Castillon en el Punt diari, seguramente hoy no estaría escribiendo esta entrada.

Ambas novelas se están vendiendo muy bien y me siento feliz al pensar que, mis historias, entretienen, divierten o incluso emocionan al lector.

En varias ocasiones he dicho que al igual que se aprende a cantar, uno aprende a escribir.  Ya hay un salto significativo entre ambas, en términos de narrativa, pero, es mucho más apreciable en la tercera, que ya está terminada y enviada a las diferentes editoriales.  Se titulará "Y ahora, ¿qué?".

















No hay comentarios:

Publicar un comentario